martes, 25 de octubre de 2016

¿ Trucos para elaborar un resumen ?

          El profesor Santiago Moll nos da la respuesta en Justifica tu respuesta



 La elaboración de la primera oración de un resumen suele ser la más dificultosa. Para ello debes aprender la estructura con la que vamos a comenzar siempre el resumen. Y esta estructura siempre será la misma, independientemente del tipo de texto al que nos enfrentemos. …
La estructura en cuestión consta de cuatro partes perfectamente diferenciadas:
  1. El sujeto. Siempre hay que empezar por un Sujeto y nunca por un Complemento Circunstancial con la preposición “En”.
  2. Verbo. A continuación del Sujeto hay que escribir un verbo que esté en presente de indicativo y en tercera persona del singular. Si conseguimos que el alumno escriba el primer verbo en presente, será más fácil que mantenga el mismo tiempo verbal a lo largo de todo el resumen. Recordad que un resumen no cuenta (pasado) las cosas, sino que las explica (presente). También hay que evitar el uso de pronombre “nos”.
  3. Complemento Directo. El Complemento Directo siempre es un sustantivo y no necesariamente debe ser una palabra que aparezca en el texto. En algunas ocasiones el CD puede llevar la palabra clave del texto.
  4. Complemento del Núcleo o Complemento Circunstancial. Es la parte más importante porque en ella va la palabra clave del texto que siempre será un sustantivo y que irá precedido de la preposición “de” en el caso del Complemento del Núcleo o de la preposición “en” en el caso del Complemento Circunstancial.
Captura de pantalla 2013-05-28 a la(s) 17.05.57

Una vez tenemos elaborada la primera oración del resumen hay que escribir un punto y aparte y seguir las siguientes recomendaciones para elaborar la segunda oración:

1. Conectores textuales. Es muy importante que inicies la segunda oración del resumen con un conector textual, porque este te va a dar mucha coherencia y cohesión a tu texto. Hay una gran cantidad de conectores textuales que pueden servirte, pero lo cierto es que con que tengas uno diez o doce en mente para elaborar un resumen es más que suficiente.
2. Sujeto elíptico u omitido. Así como hemos utilizado un conector textual para dar mayor cohesión al texto, también te recomiendo que no pongas ningún sujeto expreso o explícito en el texto. Si ya has puesto un sujeto en la primera oración, un segundo sujeto resulta redundante. Es por ello que te aconsejo que prescindas del sujeto expreso y optes por el sujeto omitido, aquel que no aparece escrito en el texto.
3. Verbo. Puedes elegir entre una larga lista de verbos y siempre respetando tres condiciones:

  • Escrito presente de indicativo
  • Uso de la tercera persona del singular
  • No repetir el verbo de la primera oración.
4. Complemento Directo o Palabra clave. Una vez hayas escrito el verbo, toca escribir la palabra clave de la segunda oración. Recuerda que esta palabra clave debe ser un sustantivo o nombre. Este sustantivo puede ir acompañado de:
  • Un adjetivo (hay que evitar el uso de proposiciones subordinadas sustantivas que empiezan por “que”, “la cual”…)
  • Un Sintagma Preposición con la preposición “de” (a veces en este sintagma también podemos colocar la palabra clave del texto)
  • Un Complemento Circunstancial (a veces en este sintagma también podemos colocar la palabra clave del texto)
Captura de pantalla 2013-06-05 a la(s) 17.01.18

Y para terminar el resumen,seguiremos las siguientes recomendaciones:

1. Conectores textuales. Siempre hay que empezar la última oración con un conector textual que indique al lector que estamos finalizando el texto. Aunque parezca obvio dada la breve extensión del mismo, es una práctica que debemos mecanizar porque nos va a servir para otros textos escritos como la exposición o la argumentación.
2. Sujeto explícito. Si has decidido no colocar el sujeto explícito en la segunda oración, puedes colocarlo en la tercera y última, pero siempre evitando repetir el mismo sujeto que al principio del texto. Para ello puedes servirte de la lista de sintagmas que aparecen en el cuadro.
3. Verbo. El verbo debe continuar estando en presente de indicativo y en tercera persona del singular. Otro factor a tener en cuenta es que no debes repetir el mismo verbo en ninguna de las tres oraciones.
4. Complemento Directo o Palabra clave. Sigue el mismo procedimiento que las dos primeras oraciones. Una vez hayas escrito el verbo, toca escribir la palabra clave de la tercera oración. Recuerda que esta palabra clave debe ser un sustantivo o nombre. Este sustantivo puede ir acompañado de:
  • Un adjetivo (hay que evitar el uso de proposiciones subordinadas sustantivas que empiezan por “que”, “la cual”…)
  • Un Sintagma Preposición con la preposición “de” (a veces en este sintagma también podemos colocar la palabra clave del texto)
  • Un Complemento Circunstancial (a veces en este sintagma también podemos colocar la palabra clave del texto)

No hay comentarios:

Publicar un comentario