lunes, 23 de mayo de 2022

Juan Ramón Jiménez

 Escucha con atención el vídeo sobre Juan Ramón Jiménez y contesta a las preguntas:

   


1. ¿A qué generación pertenecía por edad Juan Ramón Jiménez?
2. ¿Qué tipo de poesía desarrolla al principio?
3. ¿En qué importante generación poética influyó y de qué forma?
4.  Señala tres características apreciables en sus primeros poemarios.
5. ¿A qué etapa pertenece su obra Platero y yo? Explica brevemente este libro.
6. ¿Qué importante hecho biográfico sucede en 1916 en la vida de Juan Ramón?¿Cómo influye en su poesía?
7. Escribe qué es la poesía pura y qué características tiene.
8. ¿Qué elemento natural se convierte en un símbolo en su etapa de poesía pura? Pon dos significados simbólicos que tenía este elemento para Juan Ramón.
9. ¿Dónde vive Juan Ramón en su tercera etapa poética?¿Por qué vive allí?¿Cómo fue su vida intelectual en este periodo?
10. ¿Qué importante premio literario recibió en 1956?¿Por qué los últimos años del poeta fueron tristes?

Las Vanguardias

“Vanguardia” viene del francés “avant-garde”, y en el mundo militar se refiere al pelotón de avanzada que encabeza la ofensiva, que con coraje abre paso al resto del ejército que viene detrás. Se la utiliza para nombrar a los movimientos que, a principios del siglo XX, revolucionaron el arte combatiendo las tradiciones de los salones oficiales y las academias, sus reglas y sus convenciones.



El período de entreguerras fue un período de efervescencia política, artística y cultural en toda Europa. El pesimismo de los primeros años tras la 1ª Guerra Mundial fue pronto superado por el deseo de reconstruir lo que la guerra había destruido y por iniciar una nueva etapa, dando lugar a una época de prosperidad económica y optimismo generalizado conocida como “los felices veinte”.

A partir de 1930 se produjo una crisis económica y social en toda Europa, que propició el descontento y auge de los fascismos (Hitler en Alemania, Mussolini en Italia, Franco en España). En España, los conflictos de la II República derivaron en la Guerra Civil (1936-1939), que marcó todos los aspectos de la realidad española (incluida la literatura) de forma traumática

Al espíritu de la primera etapa (los felices veinte) corresponde una época de experimentación en todas las artes conocida como “Vanguardias”. Este término bélico refleja la actitud combativa frente a las formas establecidas de varios movimientos estéticos conocidos como “ismos”, que se dieron en toda Europa e Hispanoamérica y que afectaron a todas las artes (pintura, escultura, cine, literatura), aunque habrá algunos específicamente literarios: 
  • Cubismo: pretende descomponer la realidad en las formas geométricas que la componen (en el caso del lenguaje, jugarán descomponiéndolo en sus elementos esenciales, desde los versos a los monemas). En pintura destacan Picasso o Juan Gris, en literatura, Apollinaire con sus caligramas.
  • Dadaísmo: su creador fue el suizo Tristán Tzara, pero hubo otros dadaístas destacados y "gamberros" (por provocadores) como Marcel Duchamp. Toman su nombre del balbuceo de un niño, y juegan con el arte como creación lúdica, autónoma, completamente libre, espontánea, al margen de todo aprendizaje y toda norma, dando cabida a lo azaroso y lo absurdo. Crearon técnicas como el collage.
  • Futurismo: creado por el italiano Marinetti, pronto se propagó por toda Europa ensalzando la agresividad, la juventud, los adelantos técnicos y la actitud combativa contra las formas establecidas y tradicionales.
  • Surrealismo: creado por el francés André Breton, es el que más ha perdurado e influido (sigue percibiéndose su influencia en el cine, la pintura, la literatura, las artes en general). Los surrealistas buscan que el arte sea expresión del inconsciente o subconsciente, lo absurdo, lo intuitivo, lo onírico, a través de imágenes ilógicas e impactantes.
  • Ultraísmo y  Creacionismo, que pretenden que el poema vaya más allá de la realidad lógica perceptible por los sentidos y cree una realidad nueva, libre, autónoma. Tienen en común el uso de la metáfora como forma de crear esa nueva realidad. Sus principales representantes serán , respectivamente, el sevillano Guillermo de la Torre y el chileno Vicente Huidobro, aunque a ellos se adherirán otros poetas como Gerardo Diego.
A pesar de ser varios movimientos distintos, tienen en común el rechazo de la concepción establecida del arte, la búsqueda de lo radicalmente nuevo y la defensa de la libertad absoluta de creación y expresión (que recogerá el lema de “el arte por el arte”). Para ellos, el arte es una creación autónoma, pura y completamente libre que no tiene por qué reflejar la realidad ni seguir una lógica. De ahí que se dé cabida e incluso se busque lo ilógico, lo absurdo, lo irracional, lo puramente lúdico o azaroso (por ejemplo, la escritura automática, el reflejo de sueños y pesadillas, el subconsciente, la intuición, el azar, el juego, lo infantil, lo espontáneo, el arte abstracto…).

Así pues, estos movimientos se caracterizan por:
  • El antisentimentalismo (consideran que el arte debe ser algo independiente de lo humano; se llegará a hablar de "la deshumanización del arte")
  • La provocación a través del juego y el humor.
  • La admiración por la técnica, la velocidad y, en general, por todo aquello que tenga relación con el mundo moderno.
  • El antitradicionalísimo en la concepción de la obra, que rompe su estructura habitual. Buscan siempre lo radicalmente nuevo.
  • La creación de realidades nuevas, alejadas de las habituales, mediante la utilización de imágenes insólitas, para las que puede no existir ningún referente en la realidad con el que puedan identificarse, y que pretenden producir sorpresa y estupor en el lector.
  • La experimentación total (mezcla de materiales, léxico nuevo, juego con tipografías, onomatopeyas, morfemas, etc.)
  • El universalismo (se desarrollan simultáneamente en Europa y América).
  • La rapidez con que se suceden todos los movimientos en apenas quince años.
El vanguardista español más importante fue Ramón Gómez de la Serna, creador de las Greguerías, género completamente nuevo que él definió como metáfora+humor: textos muy breves (generalmente una sola oración) en que se relacionan de forma ingeniosa y sorprendente dos términos alejados en la realidad. La mayoría son completamente intrascendentes, de acuerdo con el espíritu lúdico y antisentimental de estos movimientos. 



Las Vanguardias influirán decisivamente en la Generación del 27.

jueves, 19 de mayo de 2022

Trabajos del Día del Libro 2022

 Aquí os dejo esta presentación de vuestros trabajos "de artista" realizados para el Día del Libro. Muchas gracias a la profesora Lola Molina, coordinadora del Aula de Cine, por su magnífico trabajo.


miércoles, 18 de mayo de 2022

El teatro de Lorca


 Lorca es, junto con Valle-Inclán, el gran renovador del teatro español durante la primera mitad del siglo XX (y una de sus cimas, sin duda, mirando el siglo en su conjunto). Es más, a lo largo de su corta vida, Lorca fue cada vez más dramaturgo y menos poeta, en el sentido de que fue escribiendo menos poesía y dedicándose más al teatro (aunque  su teatro es un teatro poético, muy cercano en muchas cosas a su poesía), tanto a escribirlo como a representarlo. 

Porque él  fue no solo un escritor teatral, sino que además organizó muchas representaciones de obras suyas y ajenas, vanguardistas y clásicas., que llevó a todos los rincones de España cuando el gobierno de la República, en 1932 lo puso al frente de la compañía estatal La Barraca que, cargada de ilusión en una rudimentaria furgoneta, demostró que la gente sabe apreciar también el teatro culto, innovador, clásico y vanguardista, y no solo las obras comerciales que triunfaban en el escenario porque eran lo único que se les ofrecía. 

Tanto en España como en Hispanoamérica entró en contacto con las grandes estrellas teatrales de la época, como la famosísima actriz Margarita Xirgu,  gran renovadora de los escenarios, una mujer valiente, innovadora y adelantada a su época, que apostaba por el teatro clásico y por jóvenes talentos como Lorca, cuyas obras interpretó desde muy pronto, y que fue quien estrenaría La casa de Bernarda Alba en Buenos Aires, en 1945, cuando ya Lorca había muerto



CARACTERÍSTICAS DEL TEATRO DE LORCA
  • El teatro de Lorca es un teatro poético, lleno de símbolos, de canciones, de lirismo, en el que cada elemento que él pone sobre el escenario se llena, como pasaba con los elementos de su poesía, de significado, de resonancias, de sugerencias, y así en sus obras de teatro nos habla de los mismos temas que hablaba su poesía: los grandes temas universales (el destino trágico, los deseos, el ansia de libertad o realización personal, su choque con los límites que pone la sociedad o las fuerzas cósmicas, la muerte, el amor...) que conjuga con elementos locales, especialmente andaluces y tomados de la tradición popular. Por eso tal vez deberíamos decir que Federico fue siempre poeta, aunque cada vez se fue expresando más no solo con la palabra, sino con todos los elementos que entran en una representación: colores, luces, movimientos, decorados, música, etc.
  • Esta es una de las principales características de su teatro: el uso expresivo de todos los elementos de la escenografía, que tienen gran importancia y muchas veces valores simbólicos (acordaos, por ejemplo, del bastón de Bernarda Alba, simbolo de su poder que su hija Adela rompe cuando se rebela, o del color verde con que aparece esta vestida, símbolo de ansia de libertad y de muerte, o la casa cerrada y opresiva, que expresa esa opresión que sufre la familia Alba por la autoridad materna).
  • Otra característica es el simbolismo también de personajes y situaciones, que puede empezar ya por los nombres de los personajes, y que hace que sus obras, más allá de su argumento, nos hablen siempre de los grandes temas de la humanidad.
  • Intercala, junto a diálogos y monólogos, elementos líricos y musicales, poemas y canciones, que tienen también mucha importancia para el significado de la obra.
  • Mezcla elementos innovadores y vanguardistas (el juego con la escenografía, el simbolismo de la lengua y otros elementos, el vanguardismo, la innovación, etc.) con elementos de la tradición, como hacía en su poesía, bien de la tradición culta (por ejemplo, el uso del verso, como en nuestro Teatro Clásico del Siglo de Oro, de Lope de Vega, de Calderón de la Barca), bien de la tradición popular (el género de la farsa, o algunas obras que toman elementos de algo tan popular como el teatro de títeres, dirigido fundamentalmente a niños).
  • También mezcla lo local andaluz (con sus costumbres, sus tradiciones, su vida rural, su cultura popular gitana y flamenca) con lo universal (el destino trágico, el amor, la muerte, la imposibilidad de realización personal, etc.)
  • Utiliza una lengua siempre poética, mezclando también en este punto la vanguardia (sus metáforas sorprendentes, sus símbolos irracionales, su huida de la realidad) con la tradición (símbolos populares, anáforas, repeticiones, paralelismos, el uso de palabras y expresiones populares, etc.)
  • Como en la poesía de la época, en el teatro de Lorca se percibe una evolución desde obras más vanguardistas y alejadas del realismo a otras que ya denuncian problemas sociales (su última obra es La casa de Bernarda Alba, ya completamente en prosa y donde habla del problema de los abusos de la autoridad y la represión que siempre lleva a la tragedia). El propio Lorca expresó en esos años finales su voluntad de acercarse al pueblo y a los problemas colectivos.
PRINCIPALES OBRAS

Podemos clasificar sus obras en cuatro grupos:

1.- Las obras cercanas a la farsa y el teatro de títeres: El maleficio de la mariposa (su primera obra de teatro, un estrepitoso fracaso comercial), La zapatera prodigiosa  Retablo de don Cristóbal)

2.- Los dramas femeninos: la mujer será un personaje recurrente en el teatro de Lorca, y ello lo demuestran dos de sus obras, una de ellas  muy temprana, que narran ya historias sobre el gran tema de Lorca: la frustración, los deseos insatisfechos por el choque con las normas sociales
  • Mariana Pineda (1925),  basada en la historia real de una heroína republicana del XIX que bordaba a escondidas una bandera y que, al ser descubierta, es ajusticiada por no querer delatar a sus compañeros, 
  • Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935),la historia de una mujer ya madura que se ve obligada a seguir fingiendo que espera a un amor que sabe que no va a volver por la presión de las convenciones sociales.
3.- Las grandes tragedias rurales: en las que el choque entre deseos y realidad, entre las ansias de la persona y su choque con las normas sociales, terminan en un final trágico. Las tres están ambientadas en la Andalucía rural, de la que Lorca provenía:
  • Bodas de sangre (1933) -la historia, también basada en un suceso real, de una boda que termina en tragedia al huir la novia con su amante el día de la boda). Adaptada al cine por Carlos Saura
  • Yerma (1934) la tragedia de una mujer que no puede cumplir su mayor sueño: tener hijos. Aquí tenéis una escena de su adaptación televisiva.
  • La casa de Bernarda Alba (1936) que él subtituló "drama de mujeres en los pueblos de España", donde denuncia la represión de las pasiones y los deseos por las hipocresía social, las normas morales y socioeconómicas, y la autoridad abusiva y ciega, que sufren las mujeres pero que puede extenderse a la situación del ser humano en general. Es su última obra, y muchos la consideran su obra maestra. 
4.- Las "Comedias imposibles".-Escribió también teatro surrealista (paralelo a su Poeta en Nueva York; de hecho, las escribió en la misma época y responden a la misma crisis personal). Estas obras son difícilmente representables y  por eso se denominan "Comedias imposibles". Son El público (1930) y Así que pasen cinco años (1931),y en ellas  aparece también la denuncia de la hipocresía social y el choque entre el individuo y la sociedad.

Su teatro sigue estrenándose en la actualidad, y sirviendo de fuente de inspiración y base para películas y series de televisión, en España y fuera de ella, porque a pesar de partir de sus raíces andaluzas y rurales, logró escribir obras universales que tocan el alma y la sensibilidad de lectores y espectadores sin saber de lugares o épocas.

Un genio en sus poemas y en sus obras de teatro. Imprescindible por su vida, su personalidad y su obra. 

Infografía sobre Federico García Lorca

Os dejo esta magnifica  infografía sobre la biografía y  obra de Federico García Lorca, de Manuela Aparicio Sanz, profesora de español.




viernes, 6 de mayo de 2022

La Rosa de los Vientos



A través de la poesía emprendemos viajes imaginarios que nos llevan a conocer tierras extrañas, otras culturas, paisajes fascinantes... Con frecuencia esos viajes son interiores y nos descubren la naturaleza de los sentimientos humanos. Del mismo modo que la rosa de los vientos señala todos los rumbos, la poesía nos muestra todas las facetas de la experiencia humana.

Este último trimestre nuestras ansias viajeras, nuestros sueños de libertad, echaran a volar  a través del libro La rosa de los vientos de la Editorial Vicens-Vives, iremos a otros países, conoceremos otras gentes, caminaremos de la mano, pasearemos por la naturaleza, por la ruta del sueño y del misterio, por las tierras del ingenio y del humor y ,por supuesto, por el reino del amor.

 

domingo, 1 de mayo de 2022

Pilar de Valderrama, la mujer que conquistó el corazón de Machado.

 




No sabía

si era un limón amarillo,

lo que tu mano tenía,

o el hilo de un claro día,

Guiomar, en dorado ovillo.

Tu boca me sonreía.

Yo pregunté: ¿Qué me ofreces?

¿Tiempo en fruto, que tu mano

eligió, entre madureces

de tu huerta?

¿Tiempo vano

de una bella tarde yerta?

¿Dorada ausencia encantada?

¿Copia en el agua dormida?

¿De monte en monte encendida,

la alborada

verdadera?

¿Rompe en sus turbios espejos

amor la devanadera

de sus crepúsculos viejos?

(Canciones a Guiomar)

El autor de 'Campos de Castilla' la conoció durante su estancia en Segovia, en 1928, e inició una intensa relación con ella, platónica y despojada de toda carnalidad, que trasladó a su poesía convirtiéndola en una amada idealizada al modo de la Dulcinea de Don Quijote o la Beatriz de Dante.

Tan etérea era su figura, y tan oculto el romance que ambos mantenían, que durante mucho tiempo se pensó que Guiomar era una invención, que ninguna mujer real inspiraba aquellos versos. El propio Machado jugó a la ambigüedad en sus poemas: «Guiomar, Guiomar / mírame en ti castigado / reo de haberte creado, /ya no te puedo olvidar».

Y a continuación:



Todo amor es fantasía;

él inventa el año, el día,

la hora y su melodía;

inventa el amante y, más,

la amada. No prueba nada,

contra el amor, que la amada

no haya existido jamás.


Sin embargo, sí había una mujer real detrás de Guiomar. Primero fue la amiga de Pilar de Valderrama, Concha Espina, la que lo desveló, en 1950, aunque sin revelar la identidad de la amante. Y finalmente fue la propia poetisa la que confirmó lo que ya empezaba a ser un secreto a voces en sus memorias póstumas 'Sí, yo soy Guiomar', publicadas en 1981, dos años después de su muerte.



El libro incorpora además una selección de las cartas que le dirigió Machado, que confirman la veracidad de su reconocimiento y de la naturaleza de su relación. Una confesión pública que no debió resultarle fácil, a juzgar por una de las cartas de su frecuente correspondencia con Jorge Guillén.En ella le manifiesta que preferiría callar sobre Guiomar, pero que como teme que el silencio sobre su relación con Machado puede romperse tras su muerte «querría dejar bien clara la verdad. Por la verdad misma, por Dios y por la Poesía».
La referencia a Dios probablemente guarde relación con la muy singular naturaleza de la relación que impuso a Machado, debido a su condición de mujer casada y creyente, que no estaba dispuesta a deshonrarse cometiendo una infidelidad. Desde el primer encuentro, Antonio Machado, que aún estaba deprimido por la muerte de su joven esposa Leonor, con la que se había casado en Soria y que había muerto prematuramente, cae rendido ante el encanto de Pilar, y encuentra nuevos motivos para lanzarse con gozo renovado a la aventura de vivir. Sin embargo, la poetisa impone desde el principio el límite de lo platónico.


La suya será una relación de amistad casta. Que ciertamente llegará a ser muy intensa, con una comunicación muy íntima, pero que no pasará de ahí. Serán dos corazones hermanados por un fuego de amor que no se consumará. Las cartas de Machado confirman que el poeta hubiera querido otra cosa..

Cuando Pilar de Valderrama acude a Segovia a conocer al autor de 'Soledades', al que admira, y que se encuentra allí dando clases en un instituto, la futura Guiomar acaba de descubrir que su marido, el ingeniero palentino Rafael Martínez Romarate, ha mantenido durante años una relación amorosa con una amante que acaba de suicidarse, arrojándose por un balcón. «El golpe fue de los que dan en pleno corazón, partiéndolo, triturándolo, dejándolo sangrante en tan amargo despertar (…) sentí como si mi vida quedase truncada, sin meta ni destino», recuerda en sus memorias. «El acendrado catolicismo de Pilar de Valderrama, que ha renunciado resueltamente al amor físico y solo persigue amor espiritual en el poeta, condicionará profundamente la relación entre ambos», confirma la estudiosa Amelina Correa. «Machado la amará con pasión denodada, persiguiendo una imposible plenitud amorosa, y su Guiomar le dará sólo con cuentagotas las muestras de un cariño siempre contenido».

Nunca habló con su familia de aquella aventura. Ni siquiera tras la muerte del poeta, en 1939.

Su vida fue, en cierto modo, privilegiada. No sólo por su condición burguesa, que le permitió situarse en el centro de la vida cultural madrileña y codearse con personalidades tan relevantes como los escritores Jacinto Benavente, Pío Baroja o Eugenio D`Ors, el escultor palentino Victorio Macho, el director teatral Luis Escobar, actrices como María Asquerino, o mujeres influyentes como María de Maeztu. Además, publicó cinco libros de poesía, y una antología, que merecieron los elogios del propio Antonio Machado o de Jorge Guillén. Machado recomendó su libro 'Huerto cerrado' a Miguel de Unamuno asegurándole: «En esa obra encontrará usted acaso algo de su gusto: sobre todo una cierta verdad cordial que ya no se estila». Y Guillén escribirá de su poemario de 1943: «No conozco ninguna otra expresión tan lograda de amor materno como ésta de 'Holocausto', sobre todo en los poemas religiosos de la primera parte».

Con ser dolorosa la infidelidad de su marido, y quizás también la forzada castidad de su relación con Machado, el golpe más duro que recibió Pilar Valderrama en su vida fue la muerte de su hijo Rafael en el frente del Ebro, durante la Guerra Civil. A su dolorosa ausencia dedica su cuarto libro, el citado 'Holocausto'. En el poema 'Clamor por el hijo ausente' escribe: «Mi cuerpo se abre / en un nuevo dolor de alumbramiento, / dolor de este dolor que en mí no cabe». Y más adelante: «Clamo por ti, mi voz se vuelve ronca / y mis pasos se tornan vacilantes… / De tanto abrir los brazos / soñando en el momento de estrecharte / en cruz se me han quedado, / ¡y noche y día vivo esperándote!».

Y en 'El corazón se ha dormido' escribe: «El corazón se ha dormido. / Silencio, no le despiertes, / que así, durmiendo, durmiendo, / ni pena ni olvido siente». La profundidad de sus heridas se percibe también en 'Como si no me doliera', de su colección de poemas 'Espacio' (1958), incluido en su Antología. «Los recuerdos ¡cómo duelen! / los silencios ¡cómo hablan! / Galopa que te galopa / el corazón en su caja; / ¿a qué correr? - le pregunto- / Ya vendrá la que no falla… / Y aquí aguardo sin dejar / de sonreírse mi cara, / como si no me doliera / lo que me duele en el alma».

Si la literatura fue importante en la vida de Pilar de Valderrama, el teatro no lo fue menos. En este caso, por influencia de su marido, que llegó a ser jefe de los Servicios Técnicos de los Teatros Nacionales. Fue conocido como el 'mago de la luz' y desarrolló su labor en el Teatro María Guerrero desde 1940. Pero mucho antes, entre 1929 y 1930, en el amplio salón de su casa familiar en Pintor Rosales, el matrimonio Martínez Valderrama montó uno de los primeros teatros experimentales de España, el Fantasio. La primera obra que se representó en él fue 'El príncipe que todo lo aprendió de los libros', de Jacinto Benavente, que acudió a la representación. Los hijos del matrimonio y otros amigos, como Pilar Regoyos, hija del pintor Darío de Regoyos, se encargaron de interpretar la obra. Y de allí nació, al menos, una afortunada vocación teatral: la de su hija Alicia Martínez Valderrama, que llegaría a ser una de las actrices habituales del Teatro María Guerrero y reputada autora teatral.

Pero la dimensión teatral de su vida no quedó ahí. «Solían acudir al teatro a Valladolid, que por entonces era una plaza teatral importante. Y en Palencia toda la familia montó una compañía de teatro ambulante que representó autos sacramentales por catedrales y ciudades. Su marido participó en el montaje del mítico 'Don Juan Tenorio' de Luis Escobar, con escenografía de Salvador Dalí, que se estrenó en Madrid, pero se representó en otras ciudades, entre ellas Valladolid y Salamanca.

Alrededor de Pilar de Valderrama se fue tejiendo una tela de araña en la que se vieron implicados una serie de grandes personalidades de la época, como los escritores de la generación del 27, pintores, médicos como Gregorio Marañón, músicos, mujeres influyentes… «A lo mejor sin ella la historia de la cultura española hubiera sido distinta».