domingo, 12 de marzo de 2017

TBO cumple 100 años

La revista 'TBO' fue tan popular que su título acabó convirtiéndose en sustantivo para, en español, designar los cómics infantiles y juveniles.El nombre fue recogido y avalado por la Real Academia de la Lengua Española en 1968.
El próximo 17 de marzo, pero otros estudiosos aseguran que fue el día 11, hará 100 años que el primer número del semanario 'TBO' salió de un pequeño taller litográfico de la calle de Enric Granados en Barcelona.


Dibujada casi en su totalidad por Donaz y Urda en sus inicios, la revista parecía destinada a desaparecer en pocos meses en el complicado y efervescente mundo editorial dedicado a la infancia de esos años, pero la aparición de Joaquín Buigas, que la compró, cambió ese previsible futuro. Fue incorporando grandes dibujantes como Méndez Álvarez, Tínez, Opisso, Serra Massana, Nit o Cabrero Arnal, creando un público fiel que fue poco a poco creciendo a un ritmo tal que, diez años después, ya se superaban los 100.000 ejemplares de tirada, disparándose en poco tiempo a la escalofriante cifra de 159.000. Un éxito sin precedentes que se apuntaló con la entrada en la revista de otros autores, como Benejam y Arturo Moreno, pero que se vio frenado en seco por la Guerra Civil.

El TBO volvió en los años cuarenta, pero tuvo que cambiar continuamente su nombre (el misterio del origen de la cabecera fue resuelto hace poco, al saberse que el juego fonético estuvo inspirado por una zarzuela de principios de siglo, de nombre T.B.O.), para poder ir salvando las limitaciones impuestas por la dictadura. Recuperaría su continuidad y título en 1952.El último TBO,  como revista periódica, se publicó en 1998.
TBO es la primera publicación española que se adapta a lo que hoy entendemos como tebeo, es decir eminentemente recreativa, con un contenido que varia entre las aventuras, el humor, las historietas, los entretenimientos (rompecabezas, adivinanzas, juegos de palabras, concursos...), el reportaje cinematográfico o deportivo.
Frases como "más visto que el TBO" o "parece un invento del TBO", o incluso tener su propia canción, la famosa Yo quiero un tebeo,   
 YO QUIERO UN TBO,
YO QUIERO UN TBO,

si no me lo compras lloro y pataleo, 

YO QUIERO UN TBO
YO QUIERO UN TBO

                                      y me estaré muy quieta mientras yo lo leo,                                    

Personajes
Familia Ulises, esta familia, compuesta por don Ulises Higueruelo, modélico apoderado de empresa, la caprichosa mujer Dª Sinforosa y su madre, la abuela Filomena, además de la hija siempre casadera Lolín, que espera siempre un novio con dinero para hacer una boda de conveniencia con Don Paco, un hombre solterón que es mucho mayor que ella.


Los niños fueron tres al principio, luego se quedaron en dos, el niño Policarpito y la niña Merceditas. Siempre dan la nota de estropear todo el boato que los padres intentan dar ante la burguesía emergente de la postguerra española . Aparece en 1944 y en los años 40 y 50 se habla de lo que está ocurriendo en la España de la época, incluso de cosas como el estraperlo, de la vida cotidiana de la clase media española. Y a medida que pasa el tiempo vemos cómo la familia va adquiriendo una lavadora, un televisor, un coche, una segunda residencia, veranea… 

El prolífico profesor Franz de Copenhague, y sus famosos inventos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada