domingo, 23 de febrero de 2020

El poema de la semana ( XIX)

Esta semana damos voz a unos versos de Miguel Hernández que debían quedar recogidos en una de las placas del memorial del Cementerio de la Almudena de Madrid pero que el Ayuntamiento ha decidido borrar... Se podrán  borrar sus versos pero jamás se podrá borrar su legado universal que pervive en todas las Bibliotecas del mundo.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo’


Así comienza el poema de Miguel Hernández, musicado por Joan Manuel Serrat, a través del cual el poeta da voz a un herido anónimo como símbolo de todos los combatientes heridos de la guerra civil española.


Para la libertad sangro, lucho, pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.



Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.



Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.



Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.



Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.




Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, destacó en noviembre, con motivo del 109 aniversario de su nacimiento, que el “último libro de Miguel Hernández, Cancionero y romancero de ausencias, es uno de los grandes monumentos a la dignidad humana”. Cuando estalló la Guerra Civil, el poeta decidió tomar parte activa en el conflicto, lo que le obligó a abandonar el país cuando éste terminó.
Miguel Hernández fue descubierto en la frontera con Portugal, donde le detuvieron y sentenciaron a pena de muerte. Y, aunque su condena fue conmutada por una pena de 30 años de prisión, jamás llegó a cumplirla, ya que la tuberculosis acabó con la vida del poeta el 28 de marzo de 1942 en una fría prisión de Alicante.

¡ APRENDE SINTAXIS !

Ha llegado la hora de aprender sintaxis, es decir, cómo se organizan las palabras en las oraciones. Se trata de un trabajo lento que necesita mucha práctica. 

Espero que los siguientes enlaces (además de lo aprendido en clase) te sirvan para superar este reto.

Sintaxis de la oración simple



Versos,versos,más versos..... ¡Aprendemos métrica!



Versos, anversos y reversos


Versos, versos, más versos, 
versos.
Para los hombres buenos, sublimes de ideales
y para los perversos;
Versos
para los filisteos, torpes e irremesibles
y los poetas de los lagos tersos.
Versos
en los anversos
y en los reversos
de los papeles sueltos y dispersos.
Versos
para los infieles, para los apóstatas,
para los conversos,
para los hombres justos
y para los inversos;
Versos, versos, más versos,
poetas, siempre versos.
Ahoguemos con versos
a los positivistas,
dejándolos sumersos
bajo la enorme ola de los versos,
en ella hundidos, naúfragos, inmersos.
Versos
en el santo trabajo cotidiano
y en los momentos  tránsfugas, transversos.
Versos tradicionales
y versos nuevos, raros y diversos.
Versos,
versos,
más versos,
versos,
versos
y versos,
siempre versos.

Versos, Gerardo Diego

Os dejo estos enlaces para practicar lo que hemos visto en clase.

LIM Metrica de Mª Jesús Alcántara   
Repasa métrica con estas estupendas actividades de la Junta de Castilla-La Mancha.
Cómputo silábico, rima y estrofa 



Tópicos literarios del Renacimiento

¿Qué es un tópico? 
Según la RAE un tópico es un lugar común, idea o expresión muy repetida.
 
¿Qué son los tópicos literarios? 
Son lugares comunes, temas o motivos que se reiteran en las obras literarias clásicas y que han perdurado,en ocasiones,hasta nuestros días.Muchos se designa por medio de expresiones latinas.
  
Tópicos propios del Renacimiento 

 Carpe diem (o "goza del día presente", Horacio). Hay que disfrutar del tiempo en que se dispone de belleza, entusiasmo y salud, es decir, la juventud, porque el paso del tiempo lo arruinará (ubi sunt?). Procede del poeta latino Horacio y lo podemos observar en poetas como, Garcilaso de la Vega, especialmente en el Soneto XXIII.


Collige, virgo, rosas ( o "coge, doncella, las rosas"). Es una derivación del tema anterior que parte de un verso de Ausonio, poeta latino:“Collige, virgo, rosas, dum flos novus, et nova pubes, et memor esto aevum sic properare tuum”: "Coge, virgen, la rosa" y que es también una incitación a gozar del día, pero aplicado a una mujer. Aparece en el soneto XXIII de Garcilaso.



“Beatus ille”...(o "feliz aquel que alejado de los negocios...", Horacio). Ensalza la vida sencilla y retirada, por lo general en contacto con la naturaleza. A veces se confunde con el "menosprecio de corte y alabanza de aldea". Recoge las palabras iniciales del Épodo II de Horacio y es Fray Luis de León quien le dio mayor fuerza en su "Oda a la vida retirada". Consiste en enumerar el ideal de felicidad basado en la ausencia de pasiones -vanidad, avaricia, cargos...- y en vivir de acuerdo con la propia conciencia, retirado.
Aurea mediocritas (o "medianía de oro", Horacio): ideal de vida en que no se prefiere lo mucho ni lo poco, sino tener estrictamente lo necesario, porque así no hay preocupación por las pasiones de guardar lo que se tiene de más o del deseo de obtener lo que falta.
Descriptio puellae: (o descripción de la dama ): la descripción de la amada como si fuera un objeto o cosa preciosa compuesto de materias hermosas o lujosas. Su cabello es oro, sus mejillas ruborizadas son rosas, cristal su frente, coral sus encías, perlas sus dientes, etc... Responde a una fórmula muy conocida de la poesía de la Edad de Oro. El rostro es el centro de esta belleza, se habla de su cabello -rubio-, de su tez, del color blanco, de sus frente, de sus cejas, de sus ojos, de su boca, de su cuello, de sus dientes...Pincha en la imagen

Fortuna mutabile (o “la fortuna mudable”). Se refiere a los avatares de la fortuna que, a veces, es favorable y otras no, tanto subes como bajas. Fue muy frecuente en el Renacimiento.
Homo universalis, ( u "hombre universal"). Ideal del artista del Renacimiento, cuando pretende abarcar todas las facetas del saber humanístico y la creación artística y técnica.
Locus amoenus ( o "lugar delicioso" ), según Ernst Robert Curtius es un lugar natural provisto de tres elementos: agua, prado y sombra de árboles, que invita a la conversación o al descanso. Es el escenario de los diálogos ciceronianos y de las conversaciones de la literatura pastoril. Si falta cualquiera de esos tres elementos, no se trata de un lugar delicioso. La descripción del paisaje tiene las mismas características: prados verdes, riachuelos cristalinos, pájaros cantando, árboles con deleitosa sombra. 



 Muchos de estos tópicos se siguen utilizando en la actualidad porque un clásico es para siempre y porque los seres humanos de todos los tiempos nos movemos por los mismos impulsos y preocupaciones: el paso del tiempo, el deseo de disfrutar de nuestra vida efímera, la añoranza de la juventud perdida, el disfrute de los placeres sencillos...

Aparecen en canciones

 
VIVE TU CARPE DIEM
Y APRENDE A SER FELIZ SAL DE TU MUNDO GRIS,
Y APUESTA HOY POR TI,
QUE LA VIDA TIENE PRISA Y EL AMOR ES UN INSTANTE...

En poemas




Collige, virgo, rosas

Niña, arranca las rosas, no esperes a mañana.
Córtalas a destajo, desaforadamente,
sin pararte a pensar si son malas o buenas.
Que no quede ni una. Púlete los rosales
que encuentres a tu paso y deja las espinas
para tus compañeras de colegio. Disfruta
de la luz y del oro mientras puedas y rinde
tu belleza a ese dios rechoncho y melancólico
que va por los jardines instilando veneno.
Goza labios y lengua, machácate de gusto
con quien se deje y no permitas que el otoño
te pille con la piel reseca y sin un hombre
(por lo menos) comiéndote las hechuras del alma.
Y que la negra muerte te quite lo bailado.
("Collige, virgo, rosas", Por fuertes y fronteras, Luis Alberto de Cuenca)


"No volveré a ser joven"

Y para terminar os recomiendo la película, El club de los poetas muertos, basada en la novela homónima. En esta película, el señor Keating, nuevo profesor de literatura, inculcará a sus alumnos un ferviente gusto por la creatividad, la poesía y el amor; les enseñará a pensar por sí mismos, a confiar en sus capacidades y actuar por impulsos verdaderos y no por coacciones externas. Os dejo el momento en el que se recrea este tópico "Carpe diem":


¿Qué otros ejemplos conoces?