domingo, 28 de abril de 2019

El poema de la semana (XVI)

Damos la bienvenida al mes de  mayo con una doble propuesta, que nos llega de parte de Luis Domingo Valverde, profesor de Latín y Griego del IES Alhaken IISon dos composiciones poéticas breves; la primera, de nuestro querido Antonio Machado (1875-1939), poeta sevillano, ilustre representante de la Generación del 98; la segunda pertenece al escritor latino Cayo Valerio Catulo (84 a.C.- 54 a.C.): es el «Poema V», dedicado a su amada Lesbia, que también podéis leer en latín.

RECUERDO INFANTIL

Una tarde parda y fría                
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel               
se representa a Caín
fugitivo, y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.

Con timbre sonoro y hueco
truena el maestro, un anciano
mal vestido, enjuto y seco,
que lleva un libro en la mano.

Y todo un coro infantil
va cantando la lección:
«mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un millón».

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de la lluvia tras los cristales.   

(De "Soledades, Galerías y otros poemas", 1907)


POEMA V

Vivamos, Lesbia mía, y amémonos.
Que los rumores de los viejos severos
no nos importen.
El sol puede salir y ponerse:
nosotros, cuando acabe nuestra breve luz,
dormiremos una noche eterna.
Dame mil besos, después cien,
luego otros mil, luego otros cien,
después hasta dos mil, después otra vez cien;
luego, cuando lleguemos a muchos miles,
perderemos la cuenta, no la sabremos nosotros
ni el envidioso, y así no podrá maldecirnos
al saber el total de nuestros besos.





Viuamus, mea Lesbia, atque amemus,
rumoresque senum seueriorum

omnes unius aestimemus assis.
Soles occidere et redire possunt:
nobis, cum semel occidit breuis lux,
nox est perpetua una dormienda.
Da mi basia mille, deinde centum,
dein mille altera, dein secunda centum,
deinde usque altera mille, deinde centum.
Dein, cum milia multa fecerimus,
conturbabimus illa, ne sciamus,
aut nequis malus inuidere possit,
cum tantum sciat esse basiorum.

martes, 23 de abril de 2019

23 de abril: Día Mundial del Libro

El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor es una celebración para promover el disfrute de los libros y de la lectura. Cada 23 de abril, se suceden celebraciones en todo el mundo para dar a conocer el poder mágico de los libros  –un nexo entre el pasado y el futuro, un puente entre generaciones y distintas culturas. En esta ocasión, la UNESCO y las organizaciones internacionales que representan a los tres principales sectores de la industria del libro -editores, libreros y bibliotecas– seleccionan una ciudad como Capital Mundial del Libro para mantener el impulso de las celebraciones de este día hasta el 23 de abril del año siguiente.Este año ha sido elegida la ciudad de los Emiratos  Árabes Unidos Sharjah. 
Proclamada por la Conferencia General de la UNESCO en 1995, esta fecha simbólica de la literatura universal coincide con la de la desaparición de los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes y El Inca Garcilaso de la Vega. 

Este día rinde homenaje a los libros y a los autores y fomenta el acceso a la lectura para el mayor número posible de personas. Trascendiendo las fronteras físicas, el libro representa una de las invenciones más bellas para compartir ideas y encarna un instrumento eficaz para luchar contra la pobreza y construir una paz sostenible.

Pare conmemorar esta fecha os dejo esta Oda al Libro de Pablo Neruda



        
                                                                   LIBRO
hermoso,
libro,
mínimo bosque,
hoja
tras hoja,
huele
tu papel
a elemento,
eres
matutino y nocturno,
cereal,
oceánico,
en tus antiguas páginas
cazadores de osos,
fogatas
cerca del Mississippi,
canoas
en las islas,
más tarde
caminos
y caminos,
revelaciones,
pueblos
insurgentes,
Rimbaud como un herido
pez sangriento
palpitando en el lodo,
y la hermosura
de la fraternidad,
piedra por piedra
sube el castillo humano,
dolores que entretejen
la firmeza,
acciones solidarias,
libro
oculto
de bolsillo
en bolsillo,
lámpara
clandestina,
estrella roja.
Nosotros
los poetas
caminantes
exploramos
el mundo,
en cada puerta
nos recibió la vida,
participamos
en la lucha terrestre.
Cuál fue nuestra victoria?
Un libro,
un libro lleno
de contactos humanos,
de camisas,
un libro
sin soledad, con hombres
y herramientas,
un libro
es la victoria.
Vive y cae
como todos los frutos,
no sólo tiene luz,
no sólo tiene
sombra,
se apaga,
se deshoja,
se pierde
entre las calles,
se desploma en la tierra.
Libro de poesía
de mañana,
otra vez
vuelve
a tener nieve o musgo
en tus páginas
para que las pisadas
o los ojos
vayan grabando
huellas:
de nuevo
descríbenos el mundo
los manantiales
entre la espesura,
las altas arboledas,
los planetas
polares,
y el hombre
en los caminos,
en los nuevos caminos,
avanzando
en la selva,
en el agua,
en el cielo,
en la desnuda soledad marina,
el hombre
descubriendo
los últimos secretos,
el hombre
regresando
con un libro,
el cazador de vuelta
con un libro,
el campesino arando
con un libro.
            

domingo, 21 de abril de 2019

Poema de la Semana (XV)

En esta semana que culmina el mes de abril os trasladamos la propuesta de Cándido Cuevas, profesor de Tecnología del IES Alhaken II.
En vísperas de la celebración del Día del Libro, volvemos la mirada a uno de los máximos exponentes del Siglo de Oro e insigne cordobés, Luis de Góngora y Argote (1561-1627), con un conocido poema satírico que es toda una declaración de intenciones.





ÁNDEME YO CALIENTE

Ándeme yo caliente
y ríase la gente.

Traten otros del gobierno
del mundo y sus monarquías,
mientras gobiernan mis días
mantequillas y pan tierno;
y las mañanas de invierno
naranjada y aguardiente,
y ríase la gente.

Coma en dorada vajilla
el Príncipe mil cuidados,
como píldoras dorados;
que yo en mi pobre mesilla
quiero más una morcilla
que en el asador reviente,
y ríase la gente.

Cuando cubra las montañas
de blanca nieve el enero,
tenga yo lleno el brasero
de bellotas y castañas,
y quien las dulces patrañas
del Rey que rabió me cuente,
y ríase la gente.

Busque muy en hora buena
el mercader nuevos soles,
yo conchas y caracoles
entre la menuda arena,
escuchando a Filomena 
sobre el chopo de la fuente,
y ríase la gente. 

Pase a medianoche el mar
y arda en amorosa llama
Leandro por ver su dama,
que yo más quiero pasar
del golfo de mi lagar 
la blanca o roja corriente,
y ríase la gente.

Pues Amor es tan cruel
que de Píramo y su amada
hace tálamo una espada,
do se juntan ella y él,
sea mi Tisbe un pastel
y la espada sea mi diente,
y ríase la gente.


¿Eres fans de nuestro Don Luis de Góngora y Argote?

domingo, 7 de abril de 2019

Poema de la Semana (XIV)

Esta semana os ofrecemos la propuesta de nuestro compañero Pedro Zafra, profesor de Geografía e Historia del IES Alhaken II. Él ha elegido un poema del peruano César Vallejo (1892-1938), gran innovador de la poesía en lengua española, escrito poco antes de su muerte.

MASA

Al fin de la batalla, 
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre 
y le dijo: «¡No mueras, te amo tanto!» 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle: 
«¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!» 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil, 
clamando «¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!» 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Le rodearon millones de individuos, 
con un ruego común: «¡Quédate hermano!» 
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. 

Entonces todos los hombres de la tierra 
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado; 
incorporóse lentamente, 
abrazó al primer hombre; echóse a andar...


jueves, 4 de abril de 2019

¿Quieres ser un "artista" de libro?

El libro de artista, no es precisamente un libro impreso por una editorial sobre un ilustre personaje de la historia del arte… de hecho un libro de artista lo puede realizar cualquier persona que tenga un afán artístico o comunicativo. Suelen ser ejemplares únicos o de tiradas muy cortas, pues generalmente se realizan a mano.

totenart-libro-de-artista-tutorial


Entre las técnicas más habituales encontramos la acuarela, la tinta, los diferentes tipos de grabado o bien el dibujo en cualquiera de sus vertientes. Aunque, por supuesto acepta todo tipo de técnica que el/la artista en cuestión quiera poner en práctica, incluso el scrapbooking tipo collage es muy válido para los libros de artista.


Tienen diferentes formas, según haya decidido el artista, pero por norma general un “libro de artista” suele distar bastante del modelo al que que consideramos libro tradicional tipo Gutenberg.

totenart-libros-de-artista-tutoriales


Normalmente tienen forma de fuelle o abanico, unos grandes aliados son los papeles artesanos, en formato grande o en formato pequeño ya llevan este tipo de pliegues para que el artista solo tenga que plasmar su historia o sus viñetas en cada una de sus caras.

Por supuesto, no hay ninguna norma en este tipo de trabajo artístico. Pero hay dos modelos que cobran especial importancia en los libros de artista, y son la ilustración de poemas o la construcción de historias sin fin. 

Ilustración de poemas


  1. Consiste en combinar imagen y texto en cada una de las caras del libro de artista. Para ello:
  2. Hacemos un boceto, un layout con cada una de las páginas y planificamos qué versos irán en cada una de las páginas.
  3. Identificamos con qué dibujo o composición queremos acompañar esas palabras. No tiene que ser necesariamente algo descriptivo, en muchos casos una simple mancha de color o unas líneas pueden transmitir más y aportar mayor sentido que un dibujo figurativo.
  4. Añadimos las portadas. Como por su constitución este tipo de libro tiene varias formas de cogerse y abrirse… tenemos que intentar que con las portadas el lector sepa exactamente qué tiene que hacer, si se encuentra en la portada o en la contraportada y si tiene que leerlo en horizontal, en vertical.
totenart-libros-de-artista-tutorial

A demás, la capacidad creativa a la hora de componer estas portadas, como parte del trabajo de pintura y dibujo o bien como una mixta o collage también le aportan un rasgo de distinción que no se puede dar en otro tipo de libros o encuadernaciones.

Historias sin fin


En estos libros lo más importante es que el lector pueda leer la historia independientemente de la cara por la que abra el libro. Es decir, debe ser inteligible tanto si se abre por una portada como por la otra.
  1. En el proceso de bocetaje, el layout nos supondrá mucho más tiempo, pues la historia tiene que encajar y tener sentido desde todos los puntos de lectura posibles.  Debe ser una historia circular
  2. En este caso hay que tomarlo con mucha calma para hacer una buena historia y esclarecer qué palabras irán en cada uno de los espacios.
  3.  Imágenes. Como en la forma anterior, buscamos con que motivo vamos acompañar cada una de las caras de la historia.
  4. Añadimos las portadas. En este caso, ambas caras tienen que aparentar ser la portada principal, pero por supuesto no es una condición única. Una idea es añadir un par de palabras como mucho o simplemente una idea o mancha de color… que simplemente guíe al lector en la posición (vertical Vs horizontal).
totenart-libro-de-artista-tutorial-papel-khadi-artesanal

Si quieres ver distintos tipo de libros de artista pincha AQUÍ  y  AQUÍTe servirán de inspiración!!!

Os dejo también estas imágenes de cómo diseñar un modelo de libro de artista











¿CÓMO HACER UN LIBRO ACORDEÓN?



Ya solo queda ponerte... ¡manos a la obra!

martes, 2 de abril de 2019

Día Internacional del Libro Infantil 2019: Los libros inspiran pausa

Desde 1967, el 2 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, el IBBY promueve la celebración del Día Internacional del Libro Infantil con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles y la lectura entre los más jóvenes.
Cada año, una sección nacional del IBBY tiene la oportunidad de ser la patrocinadora internacional del Día del Libro Infantil y selecciona un escritor representativo y a un reconocido ilustrador de su país para que elaboren el mensaje dirigido a todos los niños del mundo y el cartel que se distribuye por todo el mundo, y se promueva la celebración en las bibliotecas, centros escolares, librerías, etc.
Este año le corresponde a la sección de Lituania (en 2018 fue Letonia), que difunde el mensaje y la ilustración de Kęstutis Kasparavičius Nacido en 1954, sus libros han sido traducido a 16 idiomas distintos, entre ellos el castellano, entre los que se encuentran álbumes ilustrados como El cuadro desaparecido o Las cosas que pasan cada día.



Los libros inspiran pausa

“¡Voy con prisa!”, “¡No tengo tiempo!”, “¡Adiós!”… Expresiones semejantes pueden oírse quizá a diario, no solo en Lituania —en el centro mismo de Europa—, sino en muchas partes del mundo. Y con frecuencia parecida se oye decir que vivimos en la edad de la abundancia de información, la prisa y la precipitación.
Sin embargo, tomas un libro entre las manos y, de alguna manera, te sientes distinto. Y es que los libros tienen una estupenda cualidad: te inspiran serenidad. Con un libro abierto y sumergido en sus tranquilas profundidades, ya no temes que todo te pase de lado a toda velocidad, sin llegar a apreciar nada. Empiezas a creer que no será preciso lanzarse como loco a tareas de dudosa urgencia. En un libro todo sucede sigilosamente, en orden y según una secuencia. ¿Será tal vez porque sus páginas están numeradas y las hojas al pasar crujen tranquilamente y con un suave efecto relajante? En un libro los acontecimientos pasados se encuentran plácidamente con los que han de venir.
El mundo del libro es muy abierto; su realidad sale al encuentro amistoso con el ingenio y la fantasía, y a veces ya no sabes muy bien dónde —si en un libro o en la vida— has notado de qué manera tan bella caen al derretirse las gotas del tejado nevado, o de qué forma tan encantadora cubre el musgo la cerca del vecino. ¿Ha sido en un libro o en la realidad donde has experimentado que las bayas del serbal no son sólo bellas, sino amargas? ¿Acaso sucedió en el mundo de los libros, o de verdad estabas tumbado sobre la yerba en verano, y después sentado con las piernas cruzadas, contemplando las nubes que surcaban el cielo?
Los libros ayudan a no acelerarse, enseñan a observar; los libros invitan, incluso obligan a acomodarse, pues casi siempre los leemos sentados, poniéndolos en la mesa o en el regazo, ¿no es así?
¿Y acaso no habéis experimentado otra maravilla: que cuando leéis un libro, el libro os lee a vosotros? Sí, sí, los libros también saben leer. Os leen la frente, las cejas, las comisuras de los labios, que ahora suben, ahora bajan; sobre todo, por supuesto, os leen los ojos. Y por los ojos entienden… adivinan… Bueno, ¡vosotros mismos sabéis qué!
No tengo duda de que a los libros les parece muy interesante estar sobre vuestro regazo, pues una persona que lee —sea niño o adulto— solo por eso ya es bastante más interesante que la que se resiste a tomar un libro entre las manos, que la que —siempre con prisa— no llega a sentarse y no tiene tiempo de fijarse en casi nada. Este es mi deseo para todos en el día internacional del libro infantil: ¡Que existan libros interesantes para los lectores y lectores interesantes para los libros!

(Texto original e ilustración: Kęstutis Kasparavičius. Traducción: Carmen Caro Dugo)

lunes, 1 de abril de 2019

El poema de la semana ( XIII )

Estrenamos este primaveral mes de abril con la propuesta de Mª Ángeles Macías,profesora  de Geografía e Historia del IES Alhaken II . Se trata del poema Ítaca, del poeta griego Constantino Cavafis (1863-1933).


En palabras de nuestra compañera, "es un poema iluminador, pues el poeta nos habla de la importancia de disfrutar del camino hacia nuestra propia Ítaca -cualquiera que sea-, pues el viaje es más delicioso que la llegada al destino final. Una metáfora que puede extenderse a muchos procesos de la vida."


Os invitamos a disfrutar también de vuestro viaje por la vida de  la mano del gran Cavafis.



Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.