domingo, 22 de noviembre de 2015

«Yo, maestro Gonçalvo de Verceo nomnado»


Gonzalo de Berceo debió de nacer a finales del siglo XII, en Berceo, quizá en el barrio de Madrid, y, tal y como nos cuenta en sus obras, fue educado en su niñez en el monasterio de San Millán de Suso. Podemos precisar la fecha de nacimiento porque en 1221 se ordenó de diácono, y la edad mínima para hacerla eran los veinticinco años. Con respecto a los restantes datos de su vida, los conocemos por detalles que él mismo nos proporciona en sus obras y por los documentos que se conservan de San Millán, de la primera mitad del siglo XIII. En la Vida de San Millán de la Cogolla (estrofa 489) nos cuenta que:



Gonzalvo fue so nomne      quizo fizo est' tractado,

en Sant Millán de Suso      fue de niñez criado;

natural de Verceo      ond' Sant Millán fue nado, 


De esta forma, sabemos que tomó el nombre del pueblo donde nació, como nos dice en la segunda copla de Los milagros de Nuestra Señora «Yo, maestro Gonçalvo de Verceo nomnado»), y tanto el lugar como su niñez en San Millán son nombrados también en la última copla del manuscrito de París del Libro de Alexandre («natural de Madrid, en San Millán criado»), y su lugar de nacimiento nos lo repite dos veces al comienzo de la Vida de San Millán de la Cogolla (3c, «el barrio de Verceo Madriz li yaz present'», y 19b, «en Verceo fui nado, cerca es de Madriz»). Madrid, en efecto, era un barrio de San Millán de la Cogolla, en la otra orilla del río Cárdenas, lindante con el pueblo de Berceo, en la actual provincia de Logroño.

Fue una de las personalidades más poéticas e interesantes de la literatura medieval, el escritor más importante del mester de clerecía del siglo XIII y  el primer poeta romance de nombre conocido.

Gonzalo de Berceo manejó hábilmente las técnicas de la literatura didáctica puestas al servicio de la fe. Se muestra en sus obras como un fervoroso sacerdote y catequista que desea inculcar en sus oyentes la devoción a la Santa Misa, a la Virgen y a los santos.

Como cualquier otro poeta medieval, no pretende ser original. Se somete a las fuentes escritas sobre todo a las latinas,  a las que concede valor de autoridad. Fue uno de los autores de esta escuela cuyas obras son todas de asunto religioso.
Su propósito didáctico explica el estilo sencillo y popular, ya que pretende, ante todo, ser accesible a un público muy variado.

 Si queréis saber más podéis consultar la excelente página del Centro Virtual Cervantes.
http://www.cervantesvirtual.com/portales/gonzalo_de_berceo/

Podéis  también visitar  la Biblioteca Gonzalo de Berceo, donde encontraréis infinidad de datos sobre su vida y su obra.

 Obras



Berceo dedicará dos de sus obras a los monasterios donde se crió y educó, rindiendo homenaje a la orden benedictina  a partir de dos santos: Santo Domingo de Silos y San Millán de la Cogolla. En las vidas de ambos santos refleja la historia de dos seres humildes (ambos serán pastores de ovejas en su infancia) que dedicarán sus vidas a ayudar a los más necesitados, ayuda que, con frecuencia, se materializa en diferentes milagros en favor de los devotos, o incluso en situaciones bélicas, como ocurre cuando san Millán ayuda a los cristianos a derrotar a Abderramán, “sennor de los paganos”.

  Los Milagros de Nuestra Señora 

Con todo, la obra más importante de Berceo es los Milagros de Nuestra Señora, ya que cada milagro se dedica a un devoto cuya historia se nos cuenta, lo que permite a Berceo componer una antología de relatos legendarios unidos por un mismo motivo: la intervención de la Virgen a su favor.



Si pinchas AQUÍ podrás leerlos todos


  Actividades de comprensión y análisis sobre el milagro El labrador avaro.


Adaptación de Los milagros de Nuestra Señora, de la serie de RTVE, Los Libros (1974)


No hay comentarios:

Publicar un comentario