lunes, 2 de noviembre de 2015

Formación de palabras

  

 Las palabras son las unidades de la lengua más fácilmente identificables, ya que tanto al hablar como al escribir, podemos separar y aislar unas palabras de otras. Las palabras, a su vez, se pueden dividir en otras unidades. Las unidades son:
  • Morfemas: son las unidades más pequeñas de la lengua con significado. La palabra relojero, por ejemplo, se compone del morfema “reloj-“, que designa el instrumento que mide el tiempo, y el morfema “-ero”, que expresa la idea de oficio o profesión.
  • Fonemas: los morfemas se pueden dividir en fonemas. Los fonemas son las unidades más pequeñas de la lengua sin significado. En el caso de la palabra relojero los fonemas: “r-e-l-o-j-e-r-o. Se representan en el lenguaje escrito mediante las letras y en el lenguaje oral mediante los sonidos.
Finalmente, las palabras se combinan entre sí formando unidades lingüísticas de mayor complejidad como los grupos sintácticos y las oraciones.

             CLASES DE MORFEMAS
Los morfemas son las unidades de la lengua más pequeñas con significado, y con ellas se forman las palabras. Los morfemas pueden ser de diferentes tipos:
  • Raíces:
    • Son la parte fundamental de una palabra.
    • Tienen un significado léxico, es decir, definido en el diccionario. Significan conceptos y entidades (seres, cualidades, acciones, estados…) reales o imaginados.
    • Ejemplos: jardin-ero, luna, pre-historia, pequeñ-ajo, guerra, zapat-ería, etc.
    • En ocasiones sólo la raíz constituye una palabra entera, pero otras veces aparece algún morfema más.
  • Morfemas flexivos:
    • Van situados siempre al final de la palabra y permiten que esta se pueda presentar en distintas formas.
    • Los morfemas flexivos informan de los significados gramaticales:
      • Indican género y número en sustantivos, adjetivos, artículos, determinativos y pronombres: gat-o-s, buen-a-s, tod-o-s, etc.
      • Indican persona, número, tiempo, modo y aspecto en el verbo (persona también en algunos determinativos y pronombres): amá-ba-mos. Los morfemas flexivos de los verbos se denominan desinencias.
  • Morfemas derivativos:
    • Van unidos necesariamente a las raíces, cuyo significado modifican.
    • Con estos morfemas podemos derivar (crear) nuevas palabras a partir de otras previamente existentes.
    • Según la posición de los morfemas derivativos dentro de la palabra, se distinguen los siguientes tipos:
      • Prefijos: van delante de la raíz: pre-decir, in-útil.
      • Sufijos: van detrás de la raíz: blanc-ura, flor-ecer. Unos sufijos muy utilizados son los llamados apreciativos, los cuales expresan la valoración o aprecio que el hablante hace de lo que nombra con la palabra. Hay tres tipos de sufijos apreciativos:
        • Diminutivos: expresan afecto o señalan el rasgo de tamaño pequeño: pat-ito, arbol-illo…
        • Aumentativos: expresan una valoración negativa o señalan el rasgo de tamaño grande: perr-azo, libr-ote.
        • Despectivos: expresan una valoración negativa: cuart-ucho, bich-ejo.
  • Interfijos: son meros elementos de unión que no poseen significado alguno. Es importante no confundir los interfijos con los prefijos y los sufijos. Así, por ejemplo, la palabra panadero se puede dividir morfológicamente así:
    • Pan- (raíz o lexema)
    • ad-: interfijo, ya que no existe la palabra *panada; es un elemento que une la raíz pan y el sufijo –ero.
    • ero: sufijo.

    Sin embargo, la palabra rosaleda:
    • ros- (raíz o lexema)
    • al-: sufijo, porque existe la palabra rosal.
    • eda: sufijo.
 FORMACIÓN DE PALABRAS

De acuerdo con su estructura, las palabras se pueden clasificar en diferentes tipos: simples, derivadas, compuestas y parasintéticas.
  • PALABRAS SIMPLES
    • Son aquellas que están constituidas sólo por una raíz: sol, niñas, pirata, cantaréis. Las palabras simples llevan morfemas flexivos (género, número, tiempo, modo…), pero no derivativos.
    • Por ejemplo: la palabra alumno puede adoptar cuatro formas: alumno, alumna, alumnos, alumnas, y las cuatro se consideran formas simples. De igual manera, los verbos amabas y amaremos se analizan también como palabras simples, pues se trata de la misma palabra con distintos morfemas flexivos.
  • PALABRAS DERIVADAS
    • Son palabras formadas añadiendo un morfema derivativo a una raíz: papel-era, in-capaz, in-móv-il, ros-al-eda.
    • Dentro del proceso de derivación se distinguen:
      • Prefijación: cuando se crea una palabra mediante la incorporación de un prefijo: bis-abuelo.
      • Sufijación: cuando se deriva una palabra añadiendo un sufijo: leal-tad.
    • Cuando hay varios morfemas derivativos en una palabra, estos se han ido uniendo a la raíz siguiendo un orden; de manera que primero se crea una palabra derivada con la unión del primer morfema derivativo a la raíz, y luego se deriva de esa palabra otra en una segunda derivación. Ejemplo: en la palabra inmóvil el proceso es el siguiente:
  1. Se añade el sufijo –il a la raíz móv-
  2. Se añade el prefijo in- a la derivada móvil.
  • PALABRAS COMPUESTAS
    • Son palabras formadas mediante un proceso de composición en el que se unen dos bases léxicas, de manera que la palabra compuesta resultante tiene dos raíces. Ejemplo: agua + nieve = aguanieve; medio + día = mediodía.
    • Existen dos tipos de palabras compuestas:
      • Compuestos propios: son palabras en las que las dos bases léxicas constituyen una única palabra con unidad gráfica y fonética. Ejemplo: bocacalle, sacacorchos
      • Compuestos sintagmáticos: son palabras compuestas cuyos componentes se mantienen separados gráfica y fonéticamente. Unas veces van separados con un guion: físico-químico, político-social; en otras ocasiones aparecen sin él: cabeza rapada, cocina comedor.
    • Se puede crear una palabra derivada a partir de una palabra compuesta. Por ejemplo, la palabra paragüero se forma mediante la unión del sufijo –ero a la palabra compuesta paraguas:
para + aguas = paraguas + -ero= paragüero
La palabra hispanoamericano se construye así:
hispano + América= Hispanoamérica + -ano= hispanoamericano
    • También se puede crear una palabra compuesta a partir de una derivada. Así:
hispano + habla-nte = hispanohablante.
  • PALABRAS PARASINTÉTICAS
    • Las palabras parasintéticas son aquellas que se han creado empleando simultáneamente dos procedimientos de creación léxica:
      • Palabras parasintéticas creadas empleando al mismo tiempo prefijación y sufijación. Se considera parasintética si no existe la palabra solo con el prefijo o solo con el sufijo. Ejemplo: la palabra atardecer se ha formado añadiendo a la raíz –tard- el prefijo a- y el sufijo –ecer. Es parasintética porque no existe ni *atarde ni * tardecer.
      • Palabras parasintéticas creadas empleando simultáneamente composición y sufijación. Se considera parasintética porque no existe solo la palabra compuesta ni solo la palabra sufijada. Ejemplo: la palabra quinceañero se ha formado añadiendo a la raíz –añ- la palabra quince y el sufijo –ero: quince- añ- ero. No existe ni *quinceaño ni * añero.


Os dejo estas  ACTIVIDADES PARA PRACTICAR

Distingue entre palabras simples, derivadas o compuestas.
 Forma una palabra derivada añadiéndole un sufijo.
Crea palabras compuestas a partir de dos lexemas.
Crucigrama de palabras compuestas ¿te atreves con él? 
Palabras compuestas ¿Sabes cómo se forman?
¿Sabrías clasificar las siguientes palabras?
 Crucigrama "Tipos de palabras"
 Siglas y acrónimos ¿te los sabes todos?
 Las Palabras Compuestas
 Un crucigrama sobre los procedimientos de creación léxica.
Ejercicios para trabajar la Parasíntesis 
Más Parasíntesis 
Siglas, acrónimos y acortamientos
Arcaimos y Neologismos

REPASAMOS
Cultismos y palabras patrimoniales
Palabras patrimoniales y cultismos
Dobletes

No hay comentarios:

Publicar un comentario